¿Podría ser despedido por llegar borracho o drogado al trabajo?

Mostrar todos

Ya pasó algún tiempo desde que la polémica se encendió debido al despido del empleado de Avianca Cargo por un video en el que se le mostraba ingiriendo alcohol de unos binoculares dentro del estadio de Luzinski en Rusia.

Y más allá de si la empresa tomó una decisión apresurada o se adhirió de forma estricta a su política de valores, el debate sobre qué tanta injerencia debe tener una compañía en las decisiones de consumo de las personas volvió a animarse. Especialmente por la duda que tienen muchos sobre si puede despedir con justa causa por esta razón.

Aunque un fallo de la Corte Constitucional afirmó que los empleados podían ingerir sustancias siempre y cuando no interfiriera en sus labores, las compañías deben tener en cuenta el consumo como una política empresarial.

El año pasado, mediante la sentencia C-636/16, la Corte Constitucional tumbó el artículo del Código del Trabajo que prohibía “presentarse al trabajo en estado de embriaguez o bajo la influencia de narcóticos o drogas enervantes”.

Para la Corte, asistir al trabajo bajo el efecto de sustancias psicoactivas no puede ser sancionable, ya que esto impide que los derechos a la intimidad y el desarrollo de la libre personalidad se lleven a cabo. Así que un trabajador puede llegar a su puesto drogado o borracho sin que eso configure una justa causa de despido o de sanciones disciplinarias, siempre y cuando sus funciones o actividades laborales no se vean afectadas.

Sin embargo, usted puede pensar que la empresa no tiene la facultad para entrometerse en las decisiones que usted toma y que tienen como único riesgo su propia salud, argumento por el cual la Corte tumbó el artículo del Código del Trabajo, pero la verdad es que más allá de si vulneran su individualidad, usted no es el único que sufre las consecuencias de un mal manejo de las sustancias psicoactivas, sus familiares y relaciones interpersonales también lo sufren.

Según el Ministerio de Salud, los 5 gremios donde más se consumen sustancias son el financiero, el área de construcción, el de comunicaciones, el área de la salud y los trabajos informales.

En lo financiero prima el alcohol, en la construcción prevalece el consumo de marihuana y bazuco, al igual que los trabajos informales, mientras que en el área de salud prevalecen todos los medicamentos en donde se necesitan prescripción médica y en el área de comunicaciones prima el alcohol.

Ahora bien, para el gremio del transporte automotor, los controles en Colombia son cada vez más frecuentes para evitar accidentes y tragedias.

La cero tolerancia para los conductores que falten a esta ley tiene una sanción de más de 800 mil pesos, además de perder la licencia de conducción.

Para no cometer ninguna falta es necesario conocer cuáles son los grados de alcoholemia que el etilómetro pueda arrojar:

  • Por ejemplo, el grado cero equivale a una sola cerveza, esto significa que en la sangre hay de 20 a 39 miligramos de etanol. Esta sanción será de seis a doce meses.
  • El primer grado de alcohol significa haber ingerido más de tres cervezas. Es decir, que en la sangre tendría entre 40 y 99 miligramos de etanol. Esta sanción tiene la suspensión de la licencia de doce meses a 3 años.
  • Si se ingiere más de cuatro cervezas esto equivale al segundo grado de alcohol, que significa que hay entre 100 y 149 miligramos de etanol en la sangre y la suspensión sería de tres a cinco años.
  • El tercer y último grado de alcohol en el país, equivale a ocho o más cervezas y más de 150 miligramos de etanol en la sangre, con la debida suspensión de la licencia entre cinco y diez años.

Cabe recordar que la prueba de alcoholemia será obligatoria para las personas que se sospeche que han ingerido alcohol.

De esta manera, es necesario asumir que si va beber o ir de fiesta, es mejor que utilice el transporte público o las asistencias de conductor elegido que tiene las diferentes casas de automóviles. Y de ninguna manera presentarse al trabajo bajo los efectos del alcohol, ya que esto no solo interfiriera en sus labores, sino pone en riesgo la salud y la vida de las personas que transporta y que viajan a su alrededor.

Si va a tomar no maneje, si tiene que manejar no beba, es por usted, por su familia y por los demás.

Fuentes:

minsalud.gov.cofinanzaspersonales.co, kienyke.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.